La Web de Arturo HUALLPA

La Web de Arturo HUALLPA

Conquistar no es fácil, lograr el Exito tampoco.                                                                                                                                                                           Hay dos formas de emitir la Luz, ser la vela que lo emite o el espejo que lo refleja!!!
 

Otros Enlaces Web

Tema del Dia:

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC's

Este artículo ofrece un estudio de la relación que las y los adolescentes establecen con las TIC. Estas tecnologías expanden las posibilidades de la comunicación, generan nuevas culturas y posibilitan el desarrollo de nuevas habilidades y formas de construcción del conocimiento. Es necesario conocer y comprender en profundidad el uso que realizan de estas tecnologías, cómo las utilizan y para qué, y con qué frecuencia lo hacen y qué importancia tienen en su vida cotidiana. También es interesante conocer como estas tecnologías mediatizan sus relaciones interpersonales con sus pares y adultos (padres, madres, profesorado etcétera). Leer más>>

Sociedad de la información y del conocimiento Leer>>

La cultura de la interacción Leer>>

Adolescencia y TIC Leer>>

Género y uso de las TIC Leer>>

Ventajas y oportunidades y posibles riesgos de las TIC Leer>>

TIC en el ámbito educativo Leer>>

Zona Web

La web del programador    El gurú programador     software gratis            Zona tutoriales            Todo Drivers

   

Biografía Personal

Poemas Inéditos del Autor

Turismo y Aventura

Educación Tecnológica Superior

Informática y Programación de Computadoras

Hardware & Software

   

Directorios

   

   

   

   

 Cursos/Eventos

Ultimas Descargas:
I Semiario Taller Calidad, Productividad y Desempeño Laboral: Organiza ISTP Canchis 22,23 y 24 de Noviembre 2007 Sicuani - Cusco.
Ensamblaje y Mantenimiento de Computadoras ÄDescargar
Planos de AutoCad ÄDescargar
 

Zona Descargas

E-mail : mhuallp@hotmail.com - ahuallp@yahoo.com

Sylabus LP-II

Sicuani -  Cusco - Perú

Proyectos-Tesis

Jr. Prolong. Alí Guillen S/N - Jr. Pitumarca Nº 140

Registros de Notas

Cel. : 084-351375

Exámenes
 

Solicita tus Informes y Cotizaciones en la Web de Arturo HUALLPA o Llamando al Celular indicado en la presente página.

 

 

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC's (Artículo Completo).

 

Actualmente el uso de las tecnologías de la información y la comunicación constituye un objeto de preocupación, debate y reflexión para muchos autores, tanto a nivel nacional como internacional. Pero dicha preocupación aún no se ha traducido en un intento sistemático y organizado de realizar actividades pertinentes en favor de un uso adecuado de las tecnologías por parte de la adolescencia.

Así pues, uno de los retos más importantes de los profesionales de la educación debe centrarse, sin lugar a dudas, en el estudio de la relación que las y los adolescentes establecen con las TIC. Estas tecnologías expanden las posibilidades de la comunicación, generan nuevas culturas y posibilitan el desarrollo de nuevas habilidades y formas de construcción del conocimiento.

Es necesario conocer y comprender en profundidad el uso que realizan de estas tecnologías, cómo las utilizan, para qué y con qué frecuencia lo hacen, así como la importancia que tienen en su vida cotidiana. También es interesante conocer como estás tecnologías mediatizan sus relaciones interpersonales con sus pares y adultos (padres, madres, profesorado etcétera.).

En los últimos años han aparecido diversas investigaciones que abordan el tema del uso de las de las tecnologías de la información y la comunicación en las y los adolescentes. Ir Página Principal>>

 

Sociedad de la información y del conocimiento.

 

El conjunto de cambios económicos, políticos, sociales y culturales responde a diversos factores, entre los cuales, cobra mayor importancia el papel relevante del conocimiento. La denominación de la sociedad actual como «sociedad del conocimiento» o «sociedad de la información» ha ganado muchos adeptos entre los autores que se dedican a análisis prospectivos sociales. Al respecto, Giddens (1997) en Tedesco (2003), conceptualizó este papel del conocimiento a través de la categoría de «reflexividad» que, según sus análisis, es el rasgo central de la sociedad actual. El proceso de modernización de la sociedad, sostiene Giddens, «ha ampliado los ámbitos de reflexión hacia áreas tradicionalmente reguladas por la tradición».

Nos parece oportuno señalar que a través de la categoría de la reflexión, en el conocimiento se quiere conseguir enseñar a pensar bien, a pensar mejor, con la idea de formar a un ser más humano. Partimos del supuesto de que las personas capaces de reflexionar, comprenden mejor la realidad y son capaces de actuar de manera más responsable y consciente en su entorno. Esto es lo que se pretende conseguir en la sociedad del conocimiento.

Por otra parte, en las últimas décadas se ha producido un vertiginoso cambio científico-tecnológico, que ha dado lugar a la sociedad de la información. La aparición a mediados de los años 90 de las llamadas nuevas tecnologías entre las que se incluyen el ordenador, el teléfono móvil e Internet, ha producido una verdadera revolución social; principalmente, porque nos ofrecen posibilidades de comunicación e información con el mundo y posibilitan el desarrollo de nuevas habilidades y formas de construcción del conocimiento que anteriormente eran desconocidas y que además nos plantean nuevos desafíos sociales que debemos asumir de forma responsable.

Dentro del contexto social, la adolescencia mantiene una estrecha relación con las tecnologías de la información y la comunicación debido a que se han convertido en una poderosa herramienta que les facilita información , comunicación y potencia el desarrollo de habilidades y nuevas formas de construcción del conocimiento. En otras palabras la adolescencia de hoy, practica nuevas formas de construir una cultura digital.

Las TIC como el ordenador, Internet y el teléfono móvil, han propiciado acelerados e innovadores cambios en nuestra sociedad, principalmente, porque poseen un carácter de interactividad. Las personas, a través de su uso, pueden interactuar con otras personas o medios mientras nos ofrecen posibilidades que anteriormente eran desconocidas.  Ir Página Principal>>

 

La cultura de la interacción.

 

 

El carácter de interactividad de las TIC ha favorecido una nueva forma de cultura que autores tales como Tapscott (1997), Naval, Sábada, Bringué y Pérez Alonso-Geta (2003) y Gil, Feliú, Rivero y Gil (2003), entre otros, la han denominado «cultura de la interacción».

Tapscott (1997:51) conceptualizó la cultura de la interacción refiriéndose a «la nueva cultura». En el sentido más amplio la define como:

"Los patrones socialmente transmitidos compartidos de comportamiento y formas sociales (…), ya que tienen sus raíces en la experiencia de ser joven y (…) en el hecho de formar parte de la generación más numerosa que ha existido (…)".

De esta afirmación se desprende que la cultura de la interacción se manifiesta a través del uso de las TIC, principalmente en la población joven, quien construye nuevas formas de interacción mediante estas tecnologías. Chicas y chicos han incorporado a la vida cotidiana el uso de las TIC, como una herramienta de interacción, de socialización, de trabajo, de diversión etc., dentro de su contexto social y educativo.

El carácter de interactividad que poseen las TIC rompe el modelo lineal de comunicación, ya que los usuarios no sólo consumen el contenido de los medios, sino que lo comparten con otros, lo reproducen, lo redistribuyen, y lo comentan (Koerner y otros, 2002).

En el caso de la adolescencia se puede considerar que el contenido de las TIC se convierte en elemento de interacción y socialización, principalmente con sus pares, debido a que comparten aficiones por determinadas actividades (música, moda, cine, deportes entre otros). Además, les permite intercambiar información como por ejemplo: páginas Web de interés, trucos para pasar etapas en los videojuegos etcétera.

Se puede decir que la cultura de la interacción tiene un doble sentido. Por un lado, puede verse a la interacción como un elemento socializador, no dependiente de la tecnología y configurador de las relaciones sociales; por otro, como un elemento relacionado con la tecnología, a la que la adolescencia tiene acceso y se encuentran muy familiarizados. Ir Página Principal>>

  

Adolescencia y TIC.

 

La tendencia a usar las TIC se da en todas las edades. Sin embargo, en la adolescencia es donde se aprecia un mayor incremento, debido a que las han incorporado de manera habitual en su vida, utilizándolas como herramientas de interacción, información, comunicación y conocimiento.

En los últimos años, se han realizado algunas investigaciones en España que nos ofrecen datos de interés. El nivel de conexión a Internet en la adolescencia es muy elevado, por ejemplo, Castells y Díaz (2001) en Naval, Sádaba y Bringué (2003), obtienen que un 73,9% de los jóvenes de Barcelona entre 15 y 19 años son usuarios de Internet y se conectan aproximadamente unos cinco días a la semana, pasan en total unas 7 horas de media conectados semanalmente, y dedican sus horas de navegación principalmente a utilizar los servicios mensajería instantánea MSN y Chat con un 82%, jugar online 62% y utilizar el correo electrónico el 55%. Mientras que el estudio de Naval, Sádaba y Bringué (2003) indica que un 55,9% de las y los adolescentes navarros utiliza Internet y un 75,7% posee un ordenador personal.

Las investigaciones de Amorós, Buxarrais y Casas (2002) y Naval, Sádaba y Bringué (2003) coinciden en señalar que alrededor de un 80% de los jóvenes de 12 a 19 años tanto de Barcelona como de Navarra tiene teléfono móvil. Además, el estudio de Naval, Sádaba y Bringué (2003) otorga datos relacionados con las actividades que realizan las y los adolescentes entre 15 y 19 años con el móvil: el 90,2% lo emplea para enviar mensajes cortos de texto y un 75,7% lo utiliza para llamar a la familia y a sus amigos y amigas.

Amorós, Buxarrais y Casas (2002) aportan datos sobre las horas semanales que la adolescencia de 12 a 16 años utilizan las tecnologías. Según los resultados las más utilizada son: el teléfono móvil, un 71,8% de las y los adolescentes lo utilizan menos de 10 horas y un 13,4% más de 30 horas; el ordenador un 74,2% de las y los adolescentes lo utilizan menos de 5 horas semanales y un 14,2% entre 6 y 10 horas a la semana mientras que el 86,3% de la adolescencia utilizan Internet menos de 5 horas y entre 6 y 10 horas semanales.

El mismo estudio nos aporta datos sobre el uso de las tecnologías y su evaluación. En relación al ordenador, es utilizado por el 92,2% de las y los adolescentes, y se aprecia que la actividad más realizada es escuchar música, seguido por el procesador de texto y la jugar con videojuegos. La actividad que menos se realiza direes la de componer música y las actividades que nunca realizan son las de dibujar, pintar y diseñar. Respecto a Internet, un 65,7% afirma tener acceso a Internet, la actividad más realizada es la de navegar y la segunda es chatear, la tercer actividad más realizada es buscar información concreta, seguida por el uso del correo electrónico.

Es probable que en este último año las cifras ya sean más elevadas. Los datos pues, nos indican que el uso de las tecnologías de la información y la comunicación se ha extendido en gran medida en la población adolescente.

Las TIC se pueden analizar y clasificar en distintitos tipos. Desde nuestra perspectiva consideramos tres tipos de uso esenciales en la adolescencia: 1) Lúdico y de Ocio, 2) Comunicación e Información, 3) Educativo.

En este sentido, del estudio de Gil y otros (2003) se desprende que se puede unir la actividad del videojuego con el aprendizaje. Mediante los videojuegos los y las adolescentes construyen conocimientos útiles, que les llevan a conseguir una solvencia informática.

La investigación de Albero (2002) nos aporta un dato relevante sobre el uso que la adolescencia hace de Internet. Los jóvenes consideran a la red un importante medio de comunicación, pero únicamente para hacerlo con sus amigos y amigas. El uso del Chat y Messenger son actividades regulares que se practican a diario. Sobre este aspecto, el estudio de Naval, Sádaba y Bringué (2003) corrobora lo señalado anteriormente; las y los adolescentes dicen utilizar el ordenador e Internet principalmente para: jugar y chatear con sus amigos y amigas, bajar música y películas. Un uso secundario es sacar apuntes, escribir trabajos y buscar información. Por otro lado, la investigación de Amorós, Buxarrais y Casas (2002) señala que el principal uso que hacen del teléfono móvil es jugar y enviar mensajes cortos a sus amigas y amigos.

Este último estudio arroja, además, resultados sobre la relación entre el uso académico y escolar de las TIC y la familia. En ellos, se señalan aspectos como:

  • El grado de implicación de la familia.

  • La frecuencia de la participación familiar, en los deberes escolares de las y los adolescentes.

  • El grado de uso de las TIC por parte de padres y madres.

  • El valor que otorgan padres y madres al uso de ordenadores e Internet, como acto de aprendizaje escolar.

En este sentido, debe considerarse que el acceso a las TIC por parte de madres y padres aún es limitado, ya que se encuentran escasamente familiarizados con esta tecnología. Generalmente delegan la responsabilidad de enseñar a las y los adolescentes, la formación el uso y aprovechamiento de las TIC a los centros educativos.

La población adolescente utiliza las tecnologías de la información y la comunicación principalmente para actividades de ocio, entretenimiento y de relación con sus pares.

Este uso de las TIC pone en manifiesto la gran flexibilidad que presentan estas tecnologías para transformarse y adquirir las dimensiones que las y los usuarios les quieran dar. Ir Página Principal>>

 

Género y uso de las TIC.

 

En estos estudios, un aspecto necesario a destacar es la diferencia del uso de las TIC que pueda existir por parte de chicas y chicos. Desde las primeras edades se identifican diferencias de género en el uso de las TIC. Chicas y chicos prefieren medios y elementos diferentes.

Para los chicos, el atractivo principal corresponde al ocio lúdico, principalmente los videojuegos, mientras que para las chicas, el atractivo principal se centra en el ocio comunicativo a través de conversaciones con el móvil o en línea (Chat, Messenger y correo electrónico).

También las chicas suelen utilizar más Internet para las actividades académicas (Amorós, Buxarrais y Casas, 2002). Las diferencias de género no son producidas por una diferencia de capacidades.

Al parecer, se podría tratar de preferencias basadas en la socialización. Un aspecto importante a resaltar es que las chicas utilizan las TIC en edad más tardía que los chicos. Quizás, esto se deba al hecho de que las ofertas de las TIC son notoriamente masculinas. Al respecto Gil y otros (2003) señalan que en los cibercafés usualmente se pueden encontrar con niños de 7 a 9 años, mientras que es difícil encontrar niñas de esa edad. Las chicas suelen establecer relación con las TIC a partir de los 12 o 13 años cuando comienzan a encontrar interesantes las relaciones sociales especialmente con el sexo opuesto. Es a partir de entonces cuando empiezan a familiarizarse con el Chat, el Messenger y el teléfono móvil . Ir Página Principal>>

 

Ventajas y oportunidades y posibles riesgos de las TIC.

 

Las TIC otorgan múltiples oportunidades y beneficios; por ejemplo favorecen las relaciones sociales, el aprendizaje cooperativo, desarrollo de nuevas habilidades, nuevas formas de construcción del conocimiento, y el desarrollo de las capacidades de creatividad, comunicación y razonamiento (Castells, 2001)

En el ámbito familiar, al reconocer la ventaja tecnológica que tiene la adolescencia, sobre los adultos, se abre un nuevo espacio de participación en la familia. Así las TIC, lejos de convertirse en un elemento de aislamiento, bien utilizadas podrían ser un canal de comunicación entre los miembros del hogar.

Ante esta postura favorable del uso de las TIC por las y los adolescentes, existe una postura opuesta, la cual indica los posibles problemas que puede causar el uso inadecuado de las TIC. Autores como Kraut y otros (1998) en Naval, Sádaba y Bringué (2003), advierten que pueden producir aislamiento o agudizar fenómenos como la soledad y la depresión; mientras que Gil y otros (2003) menciona cuatro aspectos que pueden tener efectos negativos: adicción, aislamiento, contenidos perversos y violencia. Por otro lado, Naval, Sádaba y Bringué (2003) señalan tres efectos negativos: pérdida de la privacidad, fomento del consumo y adicción. Por su parte, Castells (2001) señala la identidad en los entornos virtuales. Finalmente, Amorós, Buxarrais y Casas (2002), indican como riesgo el fomento del consumo).

Uno de los principales motivos de preocupación, tanto para los educadores como para la familia, respecto a las relaciones que mantienen las y los adolescentes con las TIC, es la posibilidad de que aparezcan comportamientos adictivos que pueden trastornar el desarrollo personal y social en las y los adolescentes. Los medios de comunicación son los primeros en enfatizar estos casos que, aunque existen, no se pueden generalizar.

Al respecto Adès y Lejoyeux (2003: 95) señalan a las TIC como una nueva adicción y advierten sobre el uso de Internet:

No se ha visto jamás que un progreso tecnológico produzca tan de prisa una patología. A juzgar por el volumen de las publicaciones médicas que se le consagran, la adicción a Internet es un asunto serio y, para algunos, temible.

El riesgo está en responsabilizar con antelación a las TIC de una capacidad de producir adicción sin relacionarla de manera directa con la madurez personal y el carácter del usuario.

En el estudio de Gil y otros (2003) se pone de manifiesto que tanto las y los adolescentes como sus familias son conscientes de que el riesgo existe, pero también consideran que hay personas que son más propensas que otras, al igual que lo son para generar otro tipo de adicciones. Por lo cual, es recomendable hablar de un uso inadecuado e inmoderado de las TIC más que de una adicción generalizada.

Según Adès y Lejoyeux (2003) existen dos elementos esenciales de los trastornos adictivos: la falta de control y la dependencia. Por falta de control se entiende:

(…) que la persona pierde el mando sobre la actividad y sigue con ella a pesar de las consecuencias negativas que supone (aislamiento, problemas de salud, pérdida amigas y amigos).

Mientras que cuando se habla de dependencia:

(…) se puede hacer referencia sobre un deseo moderado o sobre una obsesión intensa, debido a la cual se puede llegar a la abstinencia si no se practica. Esto va asociado con la falta de interés por otro tipo de actividades que anteriormente parecían placenteras. Se puede decir que lo que define la conducta adictiva no es la frecuencia con que ésta se realiza, sino que es la pérdida de control de la persona, así como el establecimiento de una relación de dependencia.

En el estudio de Lara y Naval (2001) existe un acuerdo general entre los participantes del estudio, el cual señala a Internet como la tecnología más propensa a generar conductas adictivas. Aunque las y los jóvenes reconocían que para ellos el móvil era absolutamente necesario y, en ocasiones lo compran como una droga, Internet se menciona como más peligrosa, porque favorece un uso más individual. Respecto a esto, Greenfield (1999) en Adès y Lejoyeux (2003), propone siete signos para detectar la adicción a Internet:

  • Pasa varias horas conectado, descuidando aspectos importantes de su vida.

  • Sus amigos y sus allegados piensan que tiene problemas con la utilización de Internet.

  • Ser joven (cuanto más joven, más riesgo hay de ser dependiente de Internet).

  • La utilización de Internet provoca graves consecuencias negativas.

  • Usted ve su dependencia de Internet como una actividad intensa y tímida.

  • Mantiene en secreto el tiempo que pasa conectado.

  • No puede pasar un día sin el ordenador y sin conectarse a Internet.

En muchos casos que han estudiado la adicción a Internet en profundidad, la asocian sobre todo a un uso determinado, como los juegos online o el sexo virtual.

El teléfono móvil también puede crear adicción y dependencia, así lo demuestra el estudio de Naval, Sádaba y Bringué (2003), en el cual se desprende que los jóvenes son conscientes que realizan un uso desmedido del móvil y reconocen su adicción y dependencia al móvil por este medio. El Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) define el perfil del joven adicto al móvil con tres rasgos básicos:

  • Son Adolescentes entre los 12 y 18 años.

  • Predominantemente varones y de clase media.

  • Tienen poca comunicación con la familia.

A su vez, indican que esta adicción provoca absentismo escolar y ciertas conductas como no respetar los horarios, chatear a todas horas y dejar de relacionarse con sus iguales. Definen esta adicción de la siguiente manera: «El uso del móvil se convierte en adicción cuando pasa a ser una conducta repetitiva que resulta placentera y genera una pérdida de control en el sujeto».

La adicción puede ocurrir con el uso de cualquier otra tecnología, por eso las TIC han pasado a formar parte de las llamadas «adicciones sin drogas». Hay que destacar, que la mayoría de las investigaciones realizadas sobre las adicciones en la adolescencia, respecto al uso de las tecnologías, se refieren principalmente a la televisión.

Un aspecto relacionado con la adicción es el aislamiento. Con frecuencia, los medios de comunicación informan sobre este efecto, producido el uso de las TIC, principalmente en los y las adolescentes. Nos entregan la imagen del joven solo, encerrado en su habitación y rehuyendo de cualquier compromiso social para sentarse y conectarse por muchas horas en su ordenador.

El aislamiento es un riesgo que obedece al grado de dependencia que tenga cada adolescente. Sin embargo, el estudio de Gil y otros (2003) entrega una visión muy distinta. Según estos autores, los jóvenes no utilizan las tecnologías para aislarse sino que las usan como una herramienta fundamental para relacionarse.

En espacios de ocio como los cibercafés, no se aprecia a las y los adolescentes aislados por la tecnología. Por el contrario, se relacionan con sus amigos y amigas, se enseñan trucos para pasar a la fase siguiente del videojuego, chatean y comentan las jugadas.

La investigación de Amorós, Buxarrais y Casas (2002) avala el estudio anterior, ya que señala que las y los adolescentes utilizan las TIC desde sus hogares y lo hacen preferentemente para comunicarse con sus amigas y amigos. Lógicamente este uso es individual y con un fin específico, pero esto esta muy lejos, de la imagen de aislamiento que se tiene de las y los adolescentes frente a las tecnologías.

Los medios de comunicación publican noticias en las que se enfatiza sobre esta conducta como posible riesgo para la adolescencia. Sin duda, estos hechos existen y son dolorosos, pero de ninguna manera se puede hacer de ellos una patología generalizada; aunque es importante conocer las circunstancias en las que ocurren estos hechos para avanzar en el estudio de sus causas y poder aplicar las medidas de prevención pertinentes.

Las y los adolescentes son mirados por las empresas como potenciales clientes. Pese a que su disponibilidad de dinero es limitada, pueden influir en las decisiones de compra del hogar. Los progenitores consideran la opinión de los jóvenes a la hora de realizar compras. Las empresas, y con ellas la publicidad, son conscientes de esta influencia que ejercen sobre el consumo del hogar y utilizan estrategias de persuasión, para realizar una fuerte presión en el condicionamiento de las compras.

En el caso de las TIC, la presencia de publicidad dirigida a las y los adolescentes se realiza de forma más implícita que los medios convencionales, aunque su existencia y efectividad no se pueden negar. Es fácil acceder a este segmento de la población a través del teléfono móvil, páginas web, o correos electrónicos. Esta situación ha revelado la existencia de dos problemas: la posibilidad de las empresas de violar, a través de la comunicación comercial, el derecho a la privacidad; y la aparición de prácticas publicitarias engañosas.

La población adolescente y su entorno pueden verse afectados a causa de la posibilidad que ofrecen las TIC de obtener gran cantidad de información sobre sus usuarios, sin que sean conscientes de ello (Naval, Sábada y Bringué, 2003). Las estrategias son varias: formularios de apariencia inofensiva o promociones a través SMS al móvil, se encuentran entre las más frecuentes. Las empresas son capaces de traspasar con mucha facilidad la barrera entre lo público y lo privado, valiéndose de la ingenuidad de usuarios.

Respecto al segundo problema, la publicidad no está expresamente diferenciada de otras informaciones en los contenidos que nos entregan las TIC. En este aspecto es lógico que, si se estudia por ejemplo la composición de las páginas web de marcas y productos favoritos de las y los adolescentes, y la publicidad que les llega a través del teléfono móvil, es difícil diferenciar con claridad entre la información y la persuasión (Naval, Sádaba y Bringué, 2003)

A través del uso de las TIC las relaciones sociales se amplían, pero también obtienen nuevas características, que no se dan en el plano real de la comunicación interpersonal (cara a cara). En este aspecto, la influencia del anonimato entre los participantes ha sido uno de los elementos más estudiados en relación con la identidad personal que las y los adolescentes construyen en los entornos virtuales.

En efecto, las y los adolescentes son personas que se encuentran en un proceso de descubrimiento de la identidad y experimentación con la misma, les interesa averiguar quiénes son realmente o quién les gustaría ser (Castells 2001: 139). Con ello, se abre un campo interesante para la investigación: establecer parámetros para comprender la construcción de la identidad y la experiencia que conlleva.

Ya hemos apreciado cómo en los entornos virtuales las y los adolescentes pueden mantener relaciones con sus pares de otras regiones, países y continentes, hablar diariamente con ellos y sostener una amistad con personas que quizás jamás conocerán personalmente.

Castells (2001) señala que se debe considerar que las TIC a través de los juegos de rol, dado que permiten la construcción de la identidad como base de la interacción online de las y los adolescentes. Estos también pueden inventar roles que en la vida real no tienen, gracias al anonimato que ofrecen las TIC. No obstante, puede conducir a las y los adolescentes a tener vidas paralelas, una en online y otra en offline, al construir distintas identidades que tal vez en algunos casos puede tener efectos perjudiciales.

Al mismo tiempo, también existen beneficios que se desprenden de la identidad personal que la o el adolescente pueda construir en los entornos virtuales. Un ejemplo, puede estar en la investigación de Turkle (1998) en el cual se describe el caso de una adolescente que tenía graves problemas de comunicación con su madre. Estos problemas se debilitaron cuando ella misma asumió el rol de madre en un Chat. Las reacciones de la supuesta hija virtual ante sus mensajes hicieron que reflexionara sobre el problema de una manera que no se habría dado fuera de la red.

Puede existir la posibilidad de que un o una adolescente, se encuentre mucho mejor con su identidad online, porque puede abandonar su imagen personal y retraerse hacia el mundo virtual. Este es un síntoma de la adicción severa a las TIC.

Es importante señalar como, por ejemplo, Internet colabora en estas nuevas en estas nuevas experiencias, siendo un poderoso proveedor de información en cuanto a cantidad, pero muy cuestionable en cuanto a calidad.

La temática de la violencia ha sido permanentemente asociada a los videojuegos. El alto índice de violencia observable en los juegos ha tenido severas críticas. Mucha de la publicidad de estos videojuegos se ha basado en el aspecto violento, trasgresor y realista (Balaguer, 2002).

A tal respecto la teoría de Griffith en (Balaguer, 2002) ha señalado que:

la teoría del aprendizaje social postula como hipótesis que jugar con videojuegos agresivos estimula la conducta agresiva. Por ejemplo, los niños los imitarán o de otra forma aprenderán lo que ven en la pantalla.

En directa contradicción con esto, la teoría de la catarsis afirma que: «el jugar videojuegos agresivos tiene un efecto de relax al canalizar la agresión latente y entonces puede tener un efecto un efecto positivo en la conducta del niño». Ir Página Principal>>

 

TIC en el ámbito educativo.

 

En el ámbito educativo, principalmente en las escuelas, el uso de las TIC es esencial. Para ahondar en la influencia de las TIC en este ámbito, tenemos que remitirnos al estudio Naval, Sádaba y Bringué (2003).

Según los resultados de esta investigación, las y los jóvenes manifiestan que las TIC influyen positivamente en su vida escolar si se utilizan para buscar información. También se observa que una atención excesiva al teléfono móvil, provoca dispersión y falta de concentración a la hora de estudiar. En los estudios vinculados a la adolescencia no reflejan que Internet sea el causante de fracaso escolar, señalan que las bajas calificaciones no tienen nada que ver con el uso de Internet o del teléfono móvil, pero reconocen que es un factor que podría llegar a influir.

La investigación citada también advierte que el uso de las TIC por parte del profesorado en la enseñanza puede tener ventajas e inconvenientes.

El profesorado manifiesta que el uso de las TIC tiene beneficios muy positivos para la comunidad escolar, su alta implicación con las TIC ha mejorado su satisfacción personal, el rendimiento en su trabajo y la relación con el alumnado.

En general, afirman que las TIC constituyen una gran herramienta para la educación; eso si, es mucho más optimista el profesorado que está en contacto directo con ellas. También manifiestan problemas de dispersión en el alumnado por el uso del móvil y, a veces, dificultad para que se concentren en el trabajo. Los inconvenientes que se mencionan sobre el uso del ordenador e Internet son los siguientes: dispersión, falta de concentración, dificultad a la hora de reflexionar, también se requiere más trabajo por parte del profesor para la preparación de clases, las y los adolescentes pueden perder el tiempo visitando páginas que no corresponden, o no lo toman en serio porque les parece que están jugando.

En ocasiones puede ocurrir que el profesorado vea limitada su enseñanza de las TIC por problemas de infraestructura en los centros educativos. A esto se suma la poca importancia que se le asigna a las asignaturas sobre las TIC, debido a que la preparación del profesorado es superflua y no se enseñan aspectos elementales que profundicen dichos contenidos.

Sin embargo, consideran que el uso de las TIC en clases puede tener las siguientes ventajas: aumenta la motivación, el ahorro de tiempo y facilidad en la explicación, hace clases más prácticas y familiariza al alumnado con ellas, entre otros.

En el ámbito educativo muchos aspectos tienen ventajas e inconvenientes, los que, sin lugar a duda, son necesarios para poder avanzar socialmente. Por este motivo, se necesita un profesorado formado en este ámbito, que involucre a las TIC en la enseñanza de su alumnado y los oriente en un uso adecuado de ellas.

En referencia a lo anteriormente expuesto, Albero (2002), señala en su estudio que existe la necesidad de formar al profesorado en este campo debido a que, en muchos casos, la adolescencia tienen un nivel de conocimiento de estás tecnologías superior al de sus profesores.

Resulta evidente que las TIC tienen un protagonismo en nuestra sociedad. La educación debe ajustarse y dar respuestas a las necesidades de cambio de la sociedad. La formación en los contextos formales no puede desligarse del uso de las TIC, que cada vez son más asequibles y de uso más fácil para las y los adolescentes.

La fuerza de las TIC nos convierten, día a día, en autodidactas dentro de un «aula sin paredes» en la que el arte de aprender se determina por la solidez de los criterios que se aplican, en una búsqueda constante del conocimiento que constituye la vida misma (Cebrian, 1998). . Ir Página Principal>>